La mayoría de imágenes publicadas en este blog, son tomadas de la red o internet, si alguno cree que le violo sus derechos de autor, avisarme por comentario y la eliminaré inmediatamente...

jueves, 19 de octubre de 2017

Gardenia


Siempre pensé en ti
como un océano abierto
a la esperanza y la luz;
fuiste barco, reguero de amor,
mas el astillero coloco en vos
un artefacto, una razón más
para volver al mundo
con un color más frío.

miércoles, 18 de octubre de 2017

Surcos


De cielo en cielo,
la búsqueda;
frágil e incesante arcano
que brota y destruye
─como desgarradora nota─
a toda calle de estupor.

martes, 17 de octubre de 2017

Dimensiones


Los gatos del callejón
arrullan por sí solos
al estertor paralelo
de las guitarras;
la vida resuena,
las campanas callan
─al verte, al verme─
entre la absurda vorágine.

lunes, 16 de octubre de 2017

Digresión de la guitarra


Estamos mal desde el primer momento en que pisoteamos el mundo.
Desde algún lugar arrojamos el plástico de la indiferencia,
la atarraya ha sido desde siempre una garganta con sillas cancerígenas;
más allá de toda palabra inhumana, las parábolas surgen del charco,
baja por el arcoíris el cuerpo decapitado del cielo. Aquí suceden muchas cosas,
el reloj es un páramo en el ojito vaciado de los pájaros.
Quizá seamos ataúdes en el camino hacia lo inexplicable
o quizá barquitos con epitafios ya programados para el arrebol.
Cuando la lluvia penetra en los espejos calcinados del ciprés,
de los escombros se levantan el hollín y el despiadado vértigo.
La noche se ha convertido en una estatua que quisiera huir de los espasmos:
los huesos y el frío, la rosa y el oscuro taller del patíbulo,
el viento y la borrasca, el hambre y el suicidio, la guerra azul de las hamacas;
hemos abierto innumerables puertas al manicomio, lo supe desde que vi tu rostro.

viernes, 13 de octubre de 2017

El viejo árbol


El viejo árbol ha decidido 
secarse por completo,
porque ni siquiera el lago
refleja su reflejo.

Sus oídos ya no escuchan
aquel canto precioso, 
aquel canto perfecto;
en sus hojas de rencor
ahora solo existe
un océano tan seco,
tan seco como el sol.